6 reglas para diseñar un packaging que brillará en el estante del super

Según FMI (Food Marketing Institute), un supermercado promedio en los Estados Unidos tiene alrededor de 40,000 artículos diferentes. Esta industria de casi $ 600 mil millones depende en gran medida de los consumidores, distribuidores, fabricantes y … diseñadores gráficos.

El packaging del producto, como disciplina del diseño gráfico, es una industria en sí misma. Las agencias de diseño multinacionales como Landor, CBA’a y Coley Porter Bell emplean a cientos de diseñadores que se centran casi por completo en la creación de marcas fuertes a través del diseño de packagins

Pero esta exigente área de diseño requiere más que un buen ojo, así que veamos qué hace y rompe un buen diseño de packagins.

Claridad y simplicidad

La próxima vez que vaya a un supermercado, elije un estante aleatorio y explora algunos de sus productos. Echa un vistazo a cada uno y hazte dos preguntas:

  • ¿Para qué sirve este producto?
  • ¿Cuál es la marca que hay detrás de él?

Un gran ejemplo de diseño simple, claro pero altamente distintivo.

Te sorprenderás de lo difícil que es encontrar respuesta a algunas de estas preguntas esenciales en menos de 4 segundos, que es el tiempo máximo que el consumidor medio dedicará a cualquier producto en particular en el estante.

Encontrarás productos que enumeran una docena de beneficios sin una marca clara. Encontrarás productos que se ven perfectos por fuera pero no explican qué hay en el interior. Incluso podrías encontrar productos de limpieza en envases más propios de un zumo para niños

¡Este es un ejemplo pésimo! Este producto de limpieza se ve demasiado sabroso, ¿no crees? Este diseño de packaging puede confundir a los consumidores y no es claro.

Honestidad

Los principiantes en el diseño de envases, hablando tanto de clientes como de diseñadores, a menudo se esfuerzan por representar el producto de la manera más perfecta posible. Te mostrarán una galleta bañada en chocolate, cuando en realidad está comprando una simple galleta con sabor a chocolate. Mostrarán cerezas frescas y brillantes en un yogur de frutas con poco contenido de fruta.

Al representar un producto diez veces mejor de lo que realmente es, estás engañando y, en última instancia, decepcionas al consumidor, lo que genera un rendimiento de ventas deficiente y una imagen de marca muy mala.

Este producto podría tener buen sabor, pero el envase es claramente engañoso.

Aquí es donde entra en juego la honestidad. Los consumidores no tienen nada en contra de los productos simples y baratos, ¡siempre que sepan lo que están comprando! Por supuesto, esperan un “mentirijilla” hasta cierto punto, pero no hasta el punto en que el producto es  algo completamente distinto.

Como diseñador, tu tarea es representar el producto de la mejor manera posible, pero ten en cuenta que los consumidores, tu incluido, merecen un buen trato.

Autenticidad

La originalidad, el carácter y la memorabilidad son el corazón de las grandes marcas y, por supuesto, excelentes diseños de packagings.

Es fácil entender por qué: hay cientos de productos, todos compiten por la atención de los consumidores. La única forma de diferenciar a tu marca es ser diferente, ser auténtico.

Debido a que esto es realmente una cuestión de creatividad e investigación, es imposible dar consejos sobre cómo “ser auténtico”, especialmente hoy en día cuando las personas se enfrentan a innumerables marcas

Este diseño de Colin Porter Bell es un gran ejemplo de auténticidad y memorabilidad.

Si estás atrapado en un diseño de aspecto genérico, aplica un estilo poco común con “estándares visuales”

Por ejemplo, si todo el mundo usa la fotografía del producto, usa ilustración o un diseño basado en tipologías. Si todo el mundo está usando un diseño horizontal, usa el vertical. Si la mayoría de los diseños son contemporáneos, introduce algo retro.

Sé valiente, sé diferente y busca en otras categorías de productos fuentes de inspiración: los diseños espirituales pueden ser una excelente manera de generar ideas para ese nuevo proyecto de envase para chocolate.

Impacto en el estante

Desde el punto de vista de un comprador, un producto nunca se ve solo. Debido a la distancia de visualización de los estantes y el hecho de que los productos están dispuestos en filas y columnas, todo lo que vemos son verdaderos patrones hechos de varios productos. No es hasta que un determinado patrón atrae nuestra atención cuando decidimos mirar más de cerca.

Este carácter distintivo y atractivo del producto cuando se coloca en un estante real es algo que los minoristas llaman “impacto en el estante”, y marca la diferencia en la venta del productos.

Esto es lo que ves en un supermercado. ¿Qué producto captó tu atención primero?

El “impacto en el estante” es algo que necesitas probar y explorar en tus diseños. Puedes hacerlo imitando la colocación de tu diseño en un estante real y rodeándolo por otros productos (para obtener mejores resultados, usa varias filas y columnas de cada producto). Cuanto más diferente se ve, mejor se vende.

Nota: Te sorprenderás de los resultados; a veces el mejor diseño simplemente se fusionará y se volverá invisible, mientras que los diseños más simples brillarán en el entorno.

Extensibilidad

Un concepto de diseño de embalaje de un producto debería permitir la introducción fácil de una variación del producto o una sub-marca.

Por ejemplo, imagina que estás creando un envase para una nueva marca de zumo de manzana. Tu y tu cliente optáis por un determinado diseño con manzanas que se ve muy bien. Sin embargo, unos meses más tarde, el cliente decide lanzar un sabor de cereza con la misma marca.

Un buen diseño de envase permite variaciones fáciles sin perder el atractivo visual.

Debes de comprender que el concepto del diseño inicial depende en gran medida de que las manzanas funcionen y que las cerezas no se vean tan bien. Además, las cerezas tienen algunos beneficios que se comunican en el panel frontal, lo que va en contra de tu idea. Tienes un problema con la extensibilidad de tu producto.

Para evitar esto, siempre debe diseñar el embalaje del producto pensando en el futuro. Esto significa crear un diseño visualmente sistemático que permita cambios fáciles en la información visual u otra información del producto, para que al final obtengas una familia de productos de apariencia excelente.

Practicidad

La practicidad trata con la forma, el tamaño y la funcionalidad real del envase, no solo con  la etiqueta o el envoltorio. Cuanto más práctico es el producto, más ventas obtiene. Cuando Heinz puso “boca abajo” la botella de ketchup, las ventas se dispararon.

Poner “boca abajo” la botella ayudó a Heinz a vender más ketchup cuando la industria de la salsa de tomate estaba en crisis.

La practicidad es el aspecto que más se pasa por alto en el diseño de envases, simplemente porque los clientes a menudo eligen lo conocido, que es una oportunidad perdida para la innovación.

Pero si tienes suerte y tienes la oportunidad de diseñar la próxima botella, caja o taza, siempre piensa primero en la practicidad o, en la mayoría de los casos, cómo puedes hacer que el producto sea más fácil de usar, transportar o almacenar.

La practicidad por sí sola puede resolver muchos de los desafíos del diseño de envases.

Conclusión

El diseño de packagins es un campo del diseño gráfico muy amplio y exigente, que siempre busca diseñadores que puedan ofrecer tanto la originalidad del producto como el rendimiento en las ventas. El embalaje es el último mensaje que ve un consumidor y una última oportunidad para convencerlo de que compre tu producto. La claridad, la honestidad, la autenticidad y otras reglas descritas anteriormente son una regla importante en este proceso, pero de ninguna manera son la última palabra en la elección.

Nos encanta comer, nos encantan los alimentos y nos encantas tu.  Hacer crecer tu marca y cumplir tus objetivos de venta son nuestra razón de ser. Contamos con los mejores diseñadores para que tu proyecto crezca como la espuma durante este 2018. ¿Quieres lanzar un nuevo producto?¿Te gustaría darle una vuelta a uno ya existente y relanzarlo al mercado? Contacta con Food Canal y hablamos sobre tus posibilidades. 

fuente: 99designs.es

 

 

Recibe nuestra
newsletter

Top