Las recetas, el contenido curativo para destacar ante tu competencia

¿Por qué las marcas de alimentación deben proveer contenido? Mientras que para algunas empresas es una mero reto creativo para otras, la idea de tener una plataforma donde compartir contenido, es un movimiento con fines estratégicos. Las marcas quieren que la gente visite su web, ame su contenido y que, una vez conozcan su sitio, vuelvan para encontrarlo como un referente del sector

Cada click en tu página es una oportunidad real para conseguir un fan o cliente fiel, alguien que se involucre, que regrese y que comparta lo que le ofreces porque le parezca interesante. Cuando un usuario comparte tu contenido, atraes más personas, más gente te ve como experimentado y llegas a ponerte en lo más alto del podio.

Por lo tanto, en este sentido, las empresas de alimentación deben mostrar más que nunca su experiencia en el sector, destacarse de la competencia y ofrecer un contenido no sólo atractivo, sino diferente, original y nunca visto en ninguna página de la competencia.

La sociedad está inmersa en el “mundo perfecto” que muestra Pinterest, una red red social muy utilizada por las empresas en la curación de contenidos. Con 70 millones de usuarios, y en constante crecimiento, es uno de los recursos más empleados por las personas que buscan contenidos sobre moda, bricolaje, decoración y, por supuesto, recetas.

De los 50 millones de pines presentes en Pinterest, 5,7 millones están relacionados con alimentos; las recetas son un contenido claramente valioso, la gente necesita comer  y las recetas serán un contenido perenne con mucho valor para una marca. Una receta simple se puede buscar en internet gracias a Pinterest, y con tendencia alcista en el futuro.

Que la gente esté buscando contenido sobre alimentación de forma voraz no es una nueva tendencia. La comida y las recetas siempre han ido de la mano y, en 1891, August Oetker, capitalizó esta relación simbiótica. EL Dr. Oetker, un farmacéutico de profesión, tenía como objetivo vender bicarbonato sódico y se dio cuenta que la mejor forma de conseguirlo era mostrar a la gente cómo se podría usar diariamente en la cocina. De esta forma, el señor Oetker comenzó a imprimir recetas en uno de los lados del envase de su bicarbonato convirtiéndose en la primera persona en hacerlo.

Esta práctica se utiliza todavía actualmente. Podemos encontrar recetas impresas en bolsas de chispas de chocolate, aromas, harina, pasta, etc; de esta forma ofreces al cliente en la tienda lo que necesita saber para poder usar el alimento en la cocina, abriendo su apetito y animándolo a la adquisición del producto.

La creación de recetas da a las marcas una oportunidad de mostrar a los consumidores exactamente cómo utilizar su producto, y es una estrategia muy exitosa. Un ejemplo claro lo tenemos en el estudio reciente que hizo empresa Randall Bean; ellos hicieron recetas visualmente atractivas y aprovecharon las redes sociales como Facebook y Pinterest para promoverlas. La compañía aumentó el tráfico de su web un interesante 43% y sus páginas fueron vistas un 64%

y además: 10 motivos para que las empresas de alimentación apuesten por la vídeo-receta en su estrategia de contenidos. 

Fuente del artículo

Recibe nuestra
newsletter

Top